Vitaminas C y E para contrarrestar los daños en la piel durante la menopausia

25 de Octubre del 2017 | 119 lecturas


Los expertos recuerdan que, durante esta etapa, hay una menor producción y reparación de colágeno y elastina, hay una piel más fina y aparecen manchas.

En la menopausia la mujer experimenta una serie de cambios que pueden repercutir en el estado de la piel y que el farmacéutico debería conocer para ayudar a mitigar los síntomas con un consejo personalizado. Como explica a CF Mª José Alonso, miembro de la Academia Española de Dermatología, "el envejecimiento fisiológico se acelera, se enlentece la división celular, hay cambios degenerativos en el tejido conectivo, atrofia, disminución de la capacidad de reparación de los tejidos, etc.". Asimismo, "en esta etapa aumenta de forma muy evidente la laxitud de la piel, sobre todo en mujeres que no están con tratamiento hormonal sustitutivo y, al haber menos colágeno (el 5 por ciento se pierde en los primeros cinco años tras la menopausia), la dermis es más fina y menos elástica".

Según comenta la dermatóloga, "es importante saber que, además, la síntesis de proteínas, en particular la de colágeno y elastina, está parcialmente controlada por los estrógenos, pero los bajos niveles que se producen durante la menopausia hacen que haya una menor producción y, por tanto, menor reparación en la dermis". Esto "es muy importante, por ejemplo, cuando la piel se expone a la luz ultravioleta ya que los rayos UV son dañinos para el colágeno", advierte. Asimismo, el que haya menos andrógenos "también produce cambios a nivel de glándulas sebáceas, produciendo que aparezca acné climatérico, hidradenitis o rosácea".

Manchas y caída del cabello

En cuanto a las manchas cutáneas (una de las principales consultas estéticas en dermatología y en las farmacias comunitarias), éstas también son más frecuentes en esta etapa de la vida de la mujer. Los estrógenos, informa la dermatóloga, "controlan el funcionamiento de los melanocitos, que son las células encargadas del color de la piel. Durante la menopausia, el número de melanocitos disminuye, dejando la piel más desprotegida frente a las radiaciones UV". Al mismo tiempo, "estos melanocitos pierden el control sobre la producción de melanina produciendo la aparición de lentigos o manchas". Para prevenir esta aparición uno de los consejos clave para las mujeres en la menopausia es el uso de protectores solares.

Pero no sólo la piel se ve afectada por estos cambios sino que el cabello también sufre las consecuencias. "En este etapa se produce su miniaturización y la línea de implantación del cabello se retrasa con lo que las mujeres postmenopáusicas pueden llegar a tener alopecias similares a las del hombre y presentar un tipo que se conoce como alopecia frontal fibrosante, cicatricial e irreversible y que puede afectar a las cejas".

En relación al tratamiento, Alonso explica que el hormonal sustitutivo puede mejorar algunas de las propiedades mecánicas de la piel y puede ralentizar el proceso de envejecimiento intrínseco, aunque no tiene influencia sobre otras formas de envejecimiento como el fotoenvejecimiento o el medioambiental (contaminación, tabaco, etc.)". Además, advierte de que, "este tipo de tratamiento puede presentar efectos adversos también en la piel como posibles alteraciones de la respuesta inmune que favorece el desarrollo de enfermedades autoinmunes como el lupus".

Consejos dermatológicos

Según Aurora Guerra, del Servicio de Dermatología del Hospital 12 de Octubre, de Madrid, "aunque no existen evidencias científicas de que la administración sistémica de vitaminas mejore la piel de la mujer menopáusica, su acción antioxidante ha puesto de moda esta terapia suplementaria".

La administración oral de vitamina E "aumenta los niveles plasmáticos del tocoferol sin que se encuentre ningún efecto secundario". Asimismo, en la vitamina C, "recientes trabajos proponen actualizar la dosis oral recomendada a 120 mg diarios frente a los 60 mg actuales por sus beneficios en enfermedades crónicas, aunque la administración sistémica no alcanza en la piel los niveles que se llegan a conseguir con la aplicación tópica".

Fuente: http://www.correofarmaceutico.com

Periódico


XHTML 1.0 - www.cofalmeria.com (2008) | Aviso legal | Webmaster