Ocho cosas que nunca hay que hacer al curar una herida

11 de Julio del 2018 | 273 lecturas


Los expertos recuerdan que no es bueno usar ni algodón, ni alcohol y tampoco los remedios caseros.

Hacerse una herida está a la orden del día, es muy fácil y en cualquier momento podemos hacernos una. Sin embargo, en muchas ocasiones, no sabemos cómo actuar. Es importante conocer la naturaleza de la herida y saber cómo se ha producido porque puede ser determinante para curarla.

Según Cruz Roja Española, a la hora de curar una herida no hay que emplear algodón ni alcohol, ni aplicar polvos, ungüentos, ni pomadas que contengan antibióticos, ni remedios caseros. Tampoco hay que extraer un objeto grande clavado en una herida, pues puede estar haciendo de tapón e impidiendo que sangre.

También hay que tener cuidado a la hora de emplear objetos cortantes o punzantes, y en las casas donde hay niños tener cuidado a la hora de desvestirlos, ya que las cremalleras pueden engancharse en su piel.

Asimismo, en una entrevista con Infosalus, el enfermero Andrés Roldán, de la Asociación Española de Enfermería Vascular y de Heridas (AEEV), y miembro del grupo de trabajo sobre el tratamiento de heridas y úlceras, destaca lo que, en su opinión como experto nunca hay que hacer a la hora de curar una herida:

1.- "No hay que soplar, pese a que nos lo hayan hecho toda la vida. La boca está llena de bacterias", advierte.

2.- Algo también muy importante es que las heridas no se deben dejar al aire. Se deben de tapar por pequeñas que sean, aunque sea uno o dos días. "Las heridas no se curan o cicatrizan más rápido al aire libre. Esto no va a ser así, es contraproducente. La investigación ha demostrado que tapar una herida ayuda a cicatrizarla y además la protege contra las infecciones", indica.

3.- Si hay una pequeña hemorragia no hay que quitar del contacto con la herida la gasa o el paño, hay que mantener la presión hasta que desaparezca totalmente el sangrado.

4.- Tampoco hacer torniquetes que pueden causar lesión. Sólo deben realizarse si así lo valora algún profesional sanitario.

5.- También es importante saber que si la herida tiene algún resto incrustado, que puede ver peligroso, no se debe de extraer sino acudir a Urgencias.

6.- No hay que quitarse las postillas. "La postilla o costra no es más que un depósito de sangre y productos de degradación de los tejidos. Es contraproducente porque hace que la herida se seque y genera un entorno seco que retrasa la cicatrización. La postilla hace que se generen células nuevas, y a la larga que la cicatrización no sea la correcta", avisa Roldán.

7.- "El agua oxigenada se sigue utilizando pero ésta no tiene prácticamente ningún sentido aplicarla a la herida porque irrita la piel, produce dolor y dificulta la curación de la herida. Se debe descartar su uso en cualquier herida simple y doméstica porque en general es un desinfectante de superficies inanimadas. El alcohol no está indicado en las heridas, y sólo para desinfectar la piel para la inyección, o cualquier otra superficie inanimada; pero no para limpiar las heridas porque causa dolor y sequedad", añade.

8.- No usar povidona yodada o clorexhidina la vez. "Hay controversia en los profesionales sobre cuándo usar povidona yodada o clorexhidina. Lo que está claro es que no se deben usar ambos a la vez, ya que generan efectos adversos. También es muy importante que no estén caducados. Ambas se pueden usar en heridas",señala.
Según precisa, la clorexhidina es poco efectiva en heridas donde se sospeche que puede haber hongos y virus. Sin embargo, la povidona yodada, aunque es más irritativa y puede doler al aplicarla, no hay ningún germen que se le resista. Eso sí, está desaconsejada en niños menores de dos años, en embarazadas, en madres que dan el pecho, y en enfermos con problemas de tiroides.

Pasos para curar una herida

Desde Cruz Roja Española detallan los pasos para curar una herida: "Antes de curar una herida, lávate bien las manos con agua y jabón. También al terminar. A continuación, lava la herida con agua y jabón o con suero fisiológico a chorro para arrastrar la suciedad. Realiza la limpieza de dentro hacia fuera, para evitar la entrada de gérmenes en la herida".

A continuación, y en una gasa estéril, pon un desinfectante yodado (povidona yodada) y aplícalo sobre la herida, de dentro hacia fuera, y sin tocar la parte de la gasa que vaya a entrar en contacto con ella. "Tápala con una gasa estéril sujeta con una venda o esparadrapo, sujeta con una venda o esparadrapo", sentencia.

Fuente: http://www.lne.es/vida-y-estilo/salud

Periódico


XHTML 1.0 - www.cofalmeria.com (2008) | Aviso legal | Webmaster