Formación continua y recertificación, necesaria aunque voluntaria

05 de Octubre del 2018 | 79 lecturas


“Los farmacéuticos estamos obligados a actualizar permanentemente nuestro conocimiento para dar un servicio profesional y de calidad a los ciudadanos”. Por ese motivo, la organización farmacéutica colegial está trabajando para “anticiparse” a una cuestión que será obligatoria probablemente dentro de un tiempo, tal y como la secretaria general del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), Raquel Martínez, durante la mesa debate celebrada en la segunda jornada del 21 Congreso Nacional Farmacéutico, en la que se ha presentado el proyecto de validación periódica de la colegiación y recertificación.

La mesa redonda “Recertificación de los profesionales farmacéuticos” ha sido moderada por Rodrigo Gutiérrez, director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social (MSCBS) que ha contextualizado la importancia de la recertificación profesional y ha señalado que “es el acto por el que una autoridad competente asegura mediante un proceso de evaluación transparente que un profesional de la salud colegiado y debidamente acreditado ha desarrollado habilidades de manera acorde al conocimiento y a la práctica habitual”.

En este sentido, expuso que la recertificación asegura que un profesional de la salud debidamente colegiado, mantiene actualizado sus conocimientos y habilidades, estos estándares mínimos es lo que se llama validación periódica de la profesión.

Por su parte, la secretaria general del CGCOF, ha presentado en su intervención el sistema que en un futuro servirá para el reconocimiento de la actualización de conocimientos y competencias de los farmacéuticos. En este sentido, ha apuntado las competencias profesionales de los farmacéuticos conforme a lo establecido en la ley 44/2003 de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS), e hizo hincapié, que actualmente nos encontramos con una sociedad envejecida, una mayoría de enfermos crónicos, con nuevas necesidades sanitarias y sociales y con un avance exponencial de las ciencias farmacéuticas.

Martínez, aseguró que “el farmacéutico avanza para adaptarse a las necesidades de la sociedad y desarrollar una labor más asistencial centrada en el paciente, en práctica colaborativa con todos los profesionales de la salud, como parte del sistema sanitario del país”. Por ello, afirmó que “es preciso adecuar la educación del farmacéutico y mantener actualizadas sus competencias profesionales”.

Normativa aplicable

La representante colegial explicó que, conforme al artículo 37 de la LOPS, se establece la constitución de un sistema de reconocimiento del desarrollo profesionales de los profesionales sanitarios, el reconocimiento de este desarrollo será público y con atribución expresa del grado alcanzado por cada profesional en el ejercicio del conjunto de funciones que le son propias. Además, se establece que podrán acceder voluntariamente al sistema de desarrollo profesional los profesionales que estén establecidos o presten sus servicios dentro del territorio del estado.

A este respecto, la ponente añadió que la directiva 2013/55/UE por la que se modifica la directiva 2005/2003/CE en relación al reconocimiento de cualificaciones profesionales, introduce el requisito de la valoración periódica del Desarrollo Profesional y de la Formación Continuada de los profesiones reguladas, como la del farmacéutico, para el ejercicio profesional transfronterizo.

Respecto al plan de trabajo actual del Consejo General, Martínez apuntó que el objetivo es la elaboración de una “propuesta de Desarrollo profesional continuo (DPC) que pudiera ser seguida voluntariamente por los licenciados/graduados y por los especialistas farmacéuticos”. El objetivo es asegurar que el desempeño de la actuación del farmacéutico se haga de acuerdo con unos niveles de calidad, subrayó.

La secretaria del Consejo, explicó que la VPC-R es una garantía de la buena praxis profesional y reconoce la actualización del conocimiento y competencia del farmacéutico. Apuntando que no tiene como objetivo un reconocimiento laboral, sino de reconocimiento de la actividad formativa, investigadora y de ejercicio profesional llevada a cabo por cada farmacéutico de manera individual en su ámbito profesional de ejercicio.

Ante todo, Martínez incidió que actualmente tiene carácter voluntario y que debe ser puesto a disposición de todos los farmacéuticos. Al finalizar, se obtendrá un certificado que reconoce que el profesional en cuestión reúne y mantiene los estándares definidos para su ejercicio profesional. El proceso de evaluación del desarrollo profesional se establece por periodos de cinco años.

Por último, la ponente señaló que actualmente han trabajo en un documento descriptivo del proyecto, han creado una plataforma VPC- R , además de contar con acuerdos. y continuas reuniones con SEFH, Consejos Generales y sociedades científicas. “La organización farmacéutica colegial es la estructura idónea para desarrollar un sistema de certificación profesional”, aseguró.

Martínez destacó “la importancia de acuerdos de colaboración y seguir trabajando”. Además de asegurar que la ética y profesionalidad es importantísima. El farmacéutico está obligado deontológicamente a mantener y actualizar sus conocimientos científicos, técnicos y legales en los que tiene basada su competencia profesional para garantizar el desempeño de sus actuaciones profesionales con los adecuados niveles de calidad, afirmó.

La mesa debate ha contado con la participación del presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), Miguel Ángel Calleja, quien después de repasar la situación de capacitación de los farmacéuticos hospitalarios y señalar que la sociedad española tiene un papel muy importante, apuntó que “se tiene que realizar en colaboración con el resto de las instituciones”. Igualmente, señaló que los farmacéuticos a los que representa han realizado cuatro años de especialización, muy rigurosa y exigente. Actualmente, aclaró que están trabajando para que se pueda actualizar el mapa competencial existente, que se encuentra basado en el proyecto Farmae, proyecto que a nivel europeo recoge las competencias del farmacéutico.

Los FH españoles apuestan por la superespecialización

Calleja ha puesto en valor las áreas de superespecialización propuestas por la SEFH al Ministerio de Sanidad (nutrición, oncología y pediatría). También ha destacado que “España es el segundo país del mundo con más títulos BPS”. Asimismo, Calleja ha señalado la importancia creciente de que el farmacéutico hospitalario se especialice en áreas específicas. Además, también cuentan con un programa de desarrollo profesional continuo, accesible y on line, en el que cada dos meses se trabaja en una competencia.

Calleja ha señalado que “es importante que el farmacéutico se especialice”, para ello debe regularse. Y recalcó “que no se trata de hacer un examen, recertificar es demostrar que tu cualificación sigue mejorando”. Así “en otros países se establecen unos créditos formativos que se van realizando a lo largo de los años, estableciendo unos créditos mínimos anuales. Por ello, Calleja insistió en la importancia del convenio que han firmado con el Consejo General, para aportar desde la SEFH el mapa de competencias de los farmacéuticos hospitalarios.

El ponente también recalcó el carácter voluntario de la formación, ya que actualmente, no hay normativa a nivel nacional. Por ello, insistió en que “es muy importante el paso que estamos dando para dar una homogeneidad, que debe estar regulado a nivel nacional”. Así, se debe trabajar juntos, y añadió que “por parte de la farmacia hospitalaria el mapa actualizado se tendrá disponible para la plataforma antes de finales del presente año".

Calleja además hizo hincapié en tener actualizado el mapa que aporta la sociedad, “cada vez es más importante”. “La formación continuada es la protagonista”, aseguró. El mapa que aporta la sociedad cada vez es más importante tenerlo actualizado, la formación continuada es la protagonista.

Por último, concluyó en la necesidad de interacción con todos los agentes implicados, es muy importante y uno de los aspectos más destacables. Una profesión, como la farmacéutica, no es un empleo cualquiera, contiene un conjunto de principios, valores, conductas y relaciones que tienen que ver con los cambios sociales.

Situación en los análisis clínicos

La mesa debate ha contado con la intervención de la vocal Nacional de Analistas Clínicos del CGCOF, Marta García Collía, quién ha expuesto cómo se está desarrollando la aplicación del nuevo sistema de recertificación para los farmacéuticos especialidades de laboratorio clínico. García Collía, ha explicado que en la actualidad son varias las especialidades existentes, entre ellas, las de análisis clínicos, bioquímica clínica, inmunología y microbiología y parasitología, matizando que por otro lado se encuentran pendiente de aprobación por el ministerio de Sanidad las especialidades de análisis y bioquímica clínica y genética.

La ponente ha señalado que “el objetivo de recertificación es garantizar a la población que el profesional que está recertificado en activo, mantiene una correcta y actualizada formación continuada de su especialidad, lo que sería sin duda una garantía extraordinaria en nuestro sistema sanitario. También apuntó, que sería un procedimiento de momento voluntario.

García Collía ha matizado que “a las especialidades del Laboratorio Clínico pueden acceder diferentes profesionales además de los farmacéuticos (biólogos, bioquímicos, médicos y químicos), por lo que es muy importante elegir el mismo procedimiento y comisión de valoración para todos los profesionales implicados, con el fin de garantizar un proceso justo y equitativo entre todos ellos. Lo importante es que se valore de igual manera para una misma especialidad independientemente de la licenciatura de acceso”.

Concluyó afirmando que la recertificación indicará “que el profesional que se recertifique, mantiene una formación continuada de calidad y que está motivado en actualizar constantemente sus conocimiento”. Collía afirmó que “Es absolutamente beneficioso para el sistema sanitario, y en España tenemos un sistema sanitario excelente, pero sin duda la recertificación le proporcionará al paciente, que es el eje principal de nuestra labor, aún más confianza y tranquilidad”.

Fuente: http://www.diariofarma.com

Periódico


XHTML 1.0 - www.cofalmeria.com (2008) | Aviso legal | Webmaster