El ibuprofeno enciende la luz roja sobre el impacto de los bajos precios en España

21 de Marzo del 2019 | 244 lecturas


La Aemps convoca una cumbre de agentes y profesionales sanitarios para estudiar los crecientes problemas de suministros y tomar medidas.

La subida de los costes de fabricación del ibuprofeno y los bajos precios en España han hecho encender las luces de alarma en los laboratorios fabricantes que buscan negociar sobre los precios y alertan del riesgo de desabastecimiento a medio plazo.

De hecho, uno de los grandes laboratorios de genéricos que opera en España ha señalado a CF que “el problema y nuestra preocupación es que esto tiene pinta de ir a más, y otro achuchón como el de este año y es posible que tengamos que dejar de vender ibuprofeno en España”.

Es una expresión más del impacto de los precios bajos en el mundo del medicamento genérico, en este caso asociados a una coyuntura económica concreta.

La materia prima y los componentes del ibuprofeno llevan varios años de subida de precio. Pero el último año el coste se ha incrementado de manera sustancial y esto ha aumentado la preocupación de los fabricantes españoles que tienen que ponerlo en el mercado a un precio intervenido bajo, en algunas presentaciones por debajo del coste de los envases en que se vende el propio fármaco.

Dos causas fundamentales

Las causas de la subida de costes son múltiples, pero hay dos fundamentales: el crecimiento de la demanda a nivel mundial y el hecho de que los fabricantes de materias primas sean pocos y esa escasa competencia favorece la subida.

El problema para España, señalan las mismas fuentes, es por el precio barato de algunos medicamentos. Otros países se pueden permitir pagar más por las materias primas porque sus precios son mucho más elevados y los fabricantes de materias primas aprovechan la situación y venden a los que más les pagan por sus productos.

En todo caso, los problemas de los que está alertando la crisis del ibuprofeno hablan más de distorsión del suministro que de pérdidas reales de los laboratorios.

Según estas mismas compañías, aunque se pierde dinero, hay que seguir estando en el mercado y suministrar a las farmacias un producto esencial. En realidad, añaden, los márgenes en otros productos son suficientes para mantener la empresa sin muchos riesgos, aunque hay que estar atentos. Otra cosa, apuntan, es que empresas multinacionales acaben dando prioridad a mercados donde el producto deficitario en España sea más rentable.

En cifras

Más de 60 empresas comercializan el ibuprofeno en España y se venden al año alrededor de 45 millones de unidades, lo que supone un mercado mensual de 6,76 millones de euros.

Los cinco laboratorios que, a febrero de este año, son los principales fabricante de ibuprofeno son, por este orden: Kern Pharma, Zambon, Cinfa, Mylan Pharmaceutic y Normon (ver cuadro).

Las empresas están en conversaciones con el Ministerio de Sanidad desde que comenzaron las subidas de precio de la materia prima y ya con la exministra Dolors Montserrat se llegaron a barajar posibles soluciones. Pero la moción de censura que llevó a la presidencia del Gobierno a Pedro Sánchez paralizó estas conversaciones.

Negociaciones

Fuentes del sector explican a CF que al ser un problema de precios tienen que negociar las compañías individualmente, aunque la patronal Aeseg sí ha alertado a las administraciones de la situación que puede crearse.

Una de las medidas propuestas por una de las grandes compañías españolas de genéricos, la de mantener el precio para algunas presentaciones pero con la mitad de las unidades, estaría abriéndose camino, aunque todos los laboratorios consultados por CF coinciden en señalar que esto sería solo un parche y que habría que repensar el sistema de precios de referencia haciéndolo más flexible.

Esta solicitud de revisión del sistema de precios de referencias es una constante en los últimos años y es planteada por la industria y los profesionales.

Hacen alusión a que los costes de fabricación de un medicamento varían según las formas de administración previstas y cómo se presentan los medicamentos a los pacientes; y esto, dicen, se tiene que tener en cuenta a la hora de fijar precios.

Otros casos

Lo malo de esto, señalan desde otro laboratorio, es que el del ibuprofeno es el problema más grave en este momento, pero el fenómeno del aumento de costes de fabricación se está dando también con el paracetamol y puede convertirse a medio plazo en otro gran problema sumado al actual.
En cualquier caso este no es un problema exclusivamente español y está siendo analizado en la Unión Europea en relación con las políticas farmacéuticas, las medidas de entrada de los medicamentos innovadores en el sistema, la agilización de aprobación de los genéricos una vez que un fármaco pierde su patente y los incentivos para fortalecer la prescripción por principio activo que, para la industria de genéricos es una medida que ha ganado espacio en las decisiones de política sanitaria y que necesita un seguimiento constante.

De momento, los laboratorios creen que no hay riesgo de una situación grave inminente pero sí insisten en que esta situación no puede seguir así durante mucho más tiempo o las consecuencias serán más preocupantes.

Cumbre sanitaria para hablar de suministros

La Aemps (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios) ha convocado para esta semana una cumbre de agentes y profesionales sanitarios para estudiar los crecientes problemas de suministros y tomar medidas.

En el ánimo del Ministerio de Sanidad estaría la posibilidad de que la negociación entre Gran Bretaña y la Unión Europea para pactar un brexit acordado se bloquee y se produzca una ruptura abrupta. La separación previsible de los mercados británico y europeo ha dado ya lugar al acaparamiento de medicamentos de compañías que pudieran verse afectadas por un nuevo escenario fiscal y esto estaría en el origen de algunos problemas de desabastecimiento. Pero la convocatoria de la Aemps hace referencia a problemas de suministro en general y apela a la responsabilidad de los agentes para encontrar soluciones.

Previsiblemente, los problemas de aumento de costes, de bajos precios, de incentivos para la producción en determinados fármacos y otros problemas que afecten al suministro serán puestos sobre la mesa.

Están convocadas las patronales de la industria, Farmaindustria y Aeseg, la patronal de la distribución de medicamentos Fedifar, el Consejo General de COF, la Organización Médica Colegial (OMC), responsables de cinco comunidades autónomas, sociedades clínicas y otras organizaciones profesionales.

Los problemas de suministro preocupan al sector por la alarma social que crean y, aunque Sanidad insiste en que no ha habido un problema grave hasta el momento y que hay mecanismos para reaccionar, la convocatoria revela que hace falta un acuerdo general.

Fuente: https://www.correofarmaceutico.com/

Periódico


XHTML 1.0 - www.cofalmeria.com (2008) | Aviso legal | Webmaster