Anillo Anticonceptivo mensual

02 de Enero de 2003


Este verano las más de 100.000 españolas que son usuarias habituales del anillo anticonceptivo mensual podrán disfrutar plenamente de la sexualidad con su pareja sin miedo a olvidar su anticonceptivo, ni temor a quedar embarazadas.
El uso del anillo es fácil, se coloca en la vagina una vez al mes para evitar un embarazo no deseado y durante tres semanas libera etonogestrel y etinilestradiol, dos hormonas que inhiben la ovulación en las mujeres en edad fértil.
Contratiempos aparentemente insignificantes como el olvido de una píldora anticonceptiva pueden acabar con los mejores planes y convertir los días previos a la menstruación, especialmente en vacaciones, en una prueba de espera y de nervios por el temor a un embarazo.

El anillo mensual es el método que más se acerca al sistema ideal de anticoncepción que reclaman las mujeres del siglo XXI porque su eficacia no está condicionada por los olvidos de píldoras o los despistes que puedan tener, y esto les permite sentirse más confiadas y despreocupadas.

A las mujeres que confían en el anillo mensual tampoco les preocupan las indisposiciones y los trastornos intestinales cómo vómitos o diarreas, que se producen con los cambios de horarios, de ritmo de vida o de alimentación que aparecen al viajar a países lejanos, porque las hormonas anticonceptivas del anillo no pasan por el estómago con lo que no hay pérdida de eficacia y esto les permite sentirse protegidas y seguras durante un mes.
En vacaciones perder las pastillas anticonceptivas, olvidarlas en casa, o perder el equipaje suele ser una gran complicación, especialmente si se viaja a lugares exóticos, porque los nombres comerciales y las dosis no son iguales en todos los países.
Desde el punto de vista estético, el anillo mensual es absolutamente discreto, no es visible para nadie, incluso cuando tu traje de baño sea mini, a diferencia de lo que ocurre con otros anticonceptivos.

Cuando la menstruación coincide con las vacaciones puede ser un inconveniente. Podemos evitarlo colocando, con la misma garantía y eficacia dos anillos consecutivos. Es decir, al retirar el primer anillo se coloca uno nuevo, sin dejar la semana de descanso en la que se produce el sangrado, de este modo se evita la regla durante seis semanas.
El anticonceptivo mensual es un anillo de plástico transparente y flexible de poco más de cinco centímetros de diámetro que la mujer se coloca en la vagina como si fuera un tampón y que libera de forma constante dosis mínimas de las dos hormonas que inhiben la ovulación, con la misma eficacia anticonceptiva que la píldora.
Desde el momento de la colocación el anillo libera de forma constante dosis ultra bajas de hormonas anticonceptivas. No se producen picos abruptos de concentración en la sangre, como sí ocurre con la píldora. El anillo mensual presenta pocos efectos secundarios como dolor de cabeza, vómitos o tensión mamaria. Además, no tiene ningún efecto sobre el peso.

Durante las vacaciones pueden propiciarse relaciones con parejas ocasionales. En estos casos, no hay que olvidar que para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual es indispensable el uso de un método de barrera como el preservativo. El uso de la doble protección ofrece dos ventajas: de una parte gracias a la eficacia anticonceptiva del anillo mensual se evita el embarazo no deseado, y de otra el preservativo protege de las enfermedades de transmisión sexual.
La confianza y la seguridad que proporciona el uso del anillo mensual puede hacer que cada vez más, las últimas vacaciones sean siempre las mejores de nuestra vida.
Recuerda que, al igual como sucede con los otros métodos anticonceptivos hormonales, antes de iniciar el uso del anillo mensual, debes consultar al médico, él es el profesional más apropiado para aconsejar cuál es el mejor método para cada mujer o para cada pareja en particular.


XHTML 1.0 - www.cofalmeria.com (2008) | Aviso legal | Webmaster